jueves, 2 de diciembre de 2004

Vegetales con poderes

Hace unos días tuvimos acceso a Vegetables for Health, de la University of Maine Cooperative Extension y hay que sorprenderse por el poco énfasis que nuestras autoridades ponen en difundir entre la población buenos hábitos de nutrición. ¡Con lo que nos podríamos ahorrar de gasto sanitario!!!


Paralelamente ha caido en mis manos un delicioso libro de Albert Ronald, publicado hace ya dos años por Edaf con el título: "Frutoterapia". Su autor, un ecologista ilustrado por muchos años de vocación y práctica, nos da múltiples consejos para aquellos que confían en mayor medida en el reino vegetal. Reproducimos un pequeño párrafo de su pressentación.


... Nos sorprenderá encontrar casos como...:
  • la col o repollo.. que aplicada sobre una herida se descongestiona, desinflama y alivia.
  • la salvia, hace a las mujeres fecundas...
  • la ahuyama, alivia los problemas circulatorios
  • la remolacha (en sus hojas), contiene hormonas que ayudan a corregir los problemas de la mujer
  • el guaraná, se extrae el elixir de la larga vida
  • el aguacate, afrodisiaco
  • el apio, acción calmante del sistema nervioso
  • la albahaca, aumenta la leche en las madres gestantes
  • jugos de berros sobre le cuello cabelludo... evitan la caida del cabello.
¿Y por que no? La industria farmaceútica no hace sino extraer de la madre naturaleza mil y un compuestos que comercializa con fines terapeúticos. Una experiencia popular de siglos se ha servido del almacén de la madre naturaleza... Las investigaciones más recientes ligadas a la ortodoxia científica no paran de difundir hallazgos de virtudes vegetales: antioxidantes, propiedades, efectos sobre la salud...
Ronald Morales nos recuerda que la palabra vegetariana no significa alimentarse por medios vegetales. Sus raices latinas son vegetus que quier decire vigoroso; vegetar significa estar sanos.
No estaría mal que un país que se ha beneficiado de las bondades de la dieta mediterránea empezara el culto a los vegetales. Redescubriera las verduras de Tudela, las berenjenas de Almagro, las alcachofas de Benicarló e impulsara Denominaciones de Origen por doquier en defensa de la calidad alamcenada durante millones de años por la madre naturaleza.
Quizás los Ferrán Adria, Arzak, Manuel de la Osa deberían echar una mano a los vegetales. Todo es poco, para que descubramos el valor de lo de siempre.


Enlaces:


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...